paleoblog

“Tesoros” de la Edad del Hielo en el centro de Los Angeles

In -Actividades de dinamización, c. Paleontología y geología, General on marzo 24, 2011 at 08:32

Entre los últimos hallazgos, el esqueleto completo de un mamut

Un mamut que se hace llamar Zed, de casi 30,000 años de antigüedad o los esqueletos de varios cachorros de dientes de sable, sorprenderán a los visitantes del Page Museum de Los Angeles, la única gran ciudad del planeta que cuenta con pozos de alquitrán en su casco urbano.

Los visitantes del museo, situado en la confluencia de Wilshire boulevard y Fairfax avenue, podrán admirar como los pozos de alquitrán que hay bajo la ciudad han permitido conservar en sorprendente buen estado fósiles provenientes de la última glaciación.

El recorrido propuesto por los responsables del Page permitirá a toda la familia pasear por los jardines del museo mientras descubren quién habitó estas tierras antes de que llegasen los coches y las estrellas de cine.

“Cuando vienen niños, siempre les oímos decir: ¡oh! mira eso, yo quiero trabajar aquí”, asegura Laura Tewksbury, una apasionada de la arqueología que forma parte del equipo de excavación desde hace un lustro, y que siempre recuerda a los menores que cuando cumplan 16 años “pueden convertirse en voluntarios”.

Uno de los hallazgos más sorprendentes de la nueva excavación, descubierta en 2006 durante las obras para construir un nuevo estacionamiento subterráneo en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA), es el esqueleto completo de un mamut, Zed, un descubrimiento “poco habitual que solo había sucedido en contadas ocasiones”, según John Harris, el comisario jefe del museo.

Además, los visitantes también podrán admirar una rama de enebro junípero que se conserva en perfecto estado y que, según las pruebas del carbono, cuenta con más de 29,600 años de antigüedad, entre los restos de las hasta 80 especies de animales y plantas distintos encontrados por los voluntarios que trabajan en el Proyecto 23.

“Este hallazgo nos permitirá duplicar la colección y hacernos una mejor idea de cómo fue la edad de hielo en Los Ángeles. De momento, sabemos que era un clima húmedo y un lugar de migración de numerosas especies”, explica Michelle Tabencki mientras se afana en rescatar un pequeño hueso del alquitrán.

En las primeras excavaciones la búsqueda se enfocaba a grandes animales, pero según comenta a La Opinión, Maricela Bravo, una estudiante antropología que lleva como voluntaria más de un año, “ahora analizamos cada fósil, por pequeño que sea para averiguar lo más posible de cómo era la vida aquí en aquellos tiempos”.

De momento, ya se llevan más de 30,000 horas de trabajo invertidas en la excavación, que recibe el nombre de Proyecto 23 por los 23 enormes contenedores de madera en los que se conservan los restos.

Hasta la fecha se han finalizado cinco de las cajas aunque, según advierten los investigadores, “aún tenemos décadas de trabajo por delante entre la excavación, la limpieza, la identificación y catalogación de todos los fósiles”.

Y no es de extrañar, pues las únicas herramientas que utilizan son pequeños instrumentos como un explorador como el que utilizan los dentistas, cinceles, martillos, brochas y un chorrito de disolvente.

vía impre.com.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.716 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: