paleoblog

PLoS-ONE. Nuestro gasto energético no difiere mucho desde que fuimos cazadores-recolectores.

In d. Evolución humana, E-Otras noticias on julio 27, 2012 at 20:12

Comemos demasiado

Desde hace tiempo, una de las razones más esgrimidas para justificar al incremento en el número de personas obesas en todo el mundo es el cambio en nuestros estilo de vida: de cazadores, recolectores con una gran actividad física, nos hemos convertido en sedentarios. Sin embargo, según un estudio publicado en PLoS ONE, los cazadores-recolectores consumían, o consumen, la misma cantidad de energía que nosotros. Los resultados contradicen la idea que responsabiliza a un menor gasto de energía de la creciente obesidad.

Un equipo de investigación dirigido por Herman Pontzer, del Hunter College de Nueva York, junto con David Raichlen, de la Universidad de Arizona y Brian M. Wood, de la Stanford, (EE.UU.) se propuso valorar el gasto energético de una población tradicional de Tanzania. Así, localizaron a los hazda, una tribu nómada de Tanzania que vive en la sábana cuyas costumbres apenas han cambiado en los últimos 10.000 años.

Datos sorprendentes

Para sorpresa de los investigadores, los hazda, que se pasan días y días caminando en busca de alimentos, tienen un gasto energético -calorías quemadas diarias- no mucho mayor que el de cualquier adulto en EE.UU. y Europa.

Los investigadores valoraron parámetros como el peso, el porcentaje de grasa corporal, la edad y el género. En todos los análisis, el gasto diario de energía de los hadza era muy similar al de los occidentales.

Los hallazgos de este estudio, el primero en medir el gasto de energía de los cazadores-recolectores de forma directa, desmienten el supuesto de que nuestros antepasados consumían más energía que nosotros y desafían la opinión de que la obesidad en las poblaciones occidentales es consecuencia de una disminución en el gasto de energía.

Demasiada comida

Los expertos creen que el actual aumento de la obesidad, se estima en 2015 1 de cada 10 personas será obesa, se debe a mayor consumo de alimentos, no una disminución en el gasto de energía.

No obstante, los autores destacan que el ejercicio físico es importante para mantener una buena salud. De hecho, los hadza gastan un mayor porcentaje de su presupuesto diario de energía en la actividad física que los occidentales, lo que pueden contribuir a la salud y la vitalidad de los ancianos hadza. Sin embargo, la similitud entre su gasto energético diario y el nuestro sugiere que tenemos que aprender más sobre la fisiología humana y la salud.

«Esto nos indica que los occidentales estamos engordando porque comemos demasiado, no porque hacemos muy poco ejercicio», señala Pontzer, quien reconoce que la actividad física, importante para su salud, «no nos va hacer más delgados. Tenemos que comer menos».

vía abc.es.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.696 seguidores

%d personas les gusta esto: