paleoblog

El cáncer más antiguo conocido lo tuvo un neandertal hace 120.000 años

In 1-Paleolítico on junio 9, 2013 at 13:07

Un equipo de investigadores de EE.UU. y Croacia descubrieron evidencias del tumor de huesos más antiguo que se tiene constancia en los restos de un Neanderthal de hace más de 120,000 años, según estudio publicado en la revista científica Plos One.

El primer caso de un tumor óseo de las costillas en un espécimen Neandertal revela que también fueron susceptibles a un cáncer que es común en los seres humanos de hoy en día, según un estudio publicado en la revista Plos One por David Frayer, de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) y colegas de otras instituciones.

 

 

La investigación, liderada por el doctor David Frayer del Departamento de Antropología de la Universidad de Kansas, se centró en el análisis de la costilla de un Neanderthal hallado en Croacia, y reveló rastros de un cáncer óseo similar a los que se diagnostican hoy en día.

 

Este descubrimiento supone la primera evidencia de este tipo de tumor más de 100,000 años antes de lo que se pensaba hasta el momento, ya que los últimos estudios databan los cánceres óseos más antiguos entre 1,000 y 4,000 años atrás.

Figure 2 Radiograph of 120.71.

No obstante, los investigadores señalaron que la costilla cancerígena encontrada en Krapina, cerca de Zagreb (Croacia), pertenece a un espécimen incompleto, por lo que no pudieron recabar más datos sobre los efectos en la salud del individuo.

 

Este tipo de cáncer es conocido como displasia fibrosa, y es uno de los más comunes en la actualidad dentro de los cánceres de huesos.

 

“Las evidencias de cáncer son extremadamente raras en los restos fósiles humanos. En este caso, muestran que los Neanderthales, que vivían en un ambiente no contaminado, eran susceptibles al mismo tipo de cáncer que los humanos de hoy en día”, explicó Frayer.

 

Los científicos señalaron que los Neanderthales tenían una esperanza de vida media cercana a la mitad de la actual de los humanos en países desarrollados, y estaban expuestos a diferentes factores medioambientales, por lo que el hallazgo del cáncer constituye una “rareza”.

 

Un equipo de científicos ha encontrado los restos de un Neandertal que vivió hace 120,000 años y que desarrolló un tumor de hueso en una costilla, el tumor humano más antiguo conocido hasta ahora.

 

La costilla de un Neandertal que vivió en la actual Croacia aún conserva lesiones de un tipo de tumor que hoy en día es frecuente en los humanos. Los científicos han diagnosticado la enfermedad como displasia fibrosa.

 

“Este estudio nos muestra que los Neandertales, que vivían en un ambiente sin contaminación, eran susceptibles a los mismos tipos de cáncer que los humanos de hoy”, comenta Davis Frayer, antropólogo de la Universidad de Kansas, EE.UU., y coautor del estudio publicado en la revista Plos One.

 

Sin embargo, los científicos no pueden identificar el sexo del Neandertal y averiguar de qué murió. Lo que los restos indican inequívocamente es que tumores como este existían mucho antes de lo que se creía, ya que el caso más antiguo conocido hasta ahora tiene unos 4,000 años, según el estudio.

 

“Si la enfermedad está bien diagnosticada, se trata claramente del tumor humano más antiguo conocido”, reporta el arqueólogo de la Universidad Complutense de Madrid Manuel Domínguez-Rodrigo.

 

El primer caso de un tumor óseo de las costillas en un espécimen Neandertal revela que también fueron susceptibles a un cáncer que es común en los seres humanos de hoy en día, según un estudio publicado este miércoles en la revista Plos One por David Frayer, de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) y colegas de otras instituciones.

 

Este tipo de cáncer es más frecuente que otros tumores óseos en los seres humanos de hoy.

 

Este descubrimiento de una displasia fibrosa es anterior a la evidencia previa de este tumor de más de 100,000 años, ya que antes de esta investigación, los cánceres más tempranos conocidos de hueso ocurrieron en muestras de aproximadamente entre 1,000 y 4,000 años.

 

La nervadura cancerosa, hallada en Krapina (Croacia) es una muestra incompleta, por lo que los investigadores no pudieron determinar los efectos del tumor en la salud en general de este individuo. (Agencias)

vía  Articulo7.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.709 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: