paleoblog

Quieren clasificar las huellas de Castelar con las de los Australopitecus de Laetoli.

In -Gestión cultural, 8-Otros períodos, Aragón on abril 18, 2011 at 06:36

Proponen las huellas ibéricas como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, igual que hicieran con las de Laetoli.

Huellas de los dinosaurios descubiertas en Teruel. |Dinópolis

Los investigadores de la Fundación Dinópolis, además de encontrar fósiles de grandes saurópodos, han localizado un gran número de huellas de dinosaurios (icnitas), algunas de ellas de un tipo que no se conocía hasta ahora: las ‘Deltapodus ibericus’ (‘pie triangular de Iberia’), localizadas en el yacimiento de El Castellar.

Las nuevas huellas, que pueden visitarse en una nueva ruta que ha sido presentada en un simposio en Hannover (Alemania), están dispuestas en un rastro de unos 23 metros de largo que se compone de 30 pasos y que se atribuyen a un dinosaurio del tipo ‘Dacentrurus’, un estogosaurio de cuello y cola larga que vivió a finales del Jurásico, hace unos 150 millones de años. Los paleontólogos de la Fundación Dinópolis creen que su hallazgo podría ayudar a reinterpretar icnitas que hasta ahora no estaban bien clasificadas.

El director científico de la Fundación, Luis Alcalá, y el investigador Rafael Royo-Torres han acudido a Alemania para dar a conocer la riqueza ictiológica de la Península, y en concreto de Aragón, donde se han descubierto hasta la fecha yacimientos en los municipios de Galve, Ababuj, Aguilar del Alfambra, Cedrillas, Formiche Alto, Riodeva y el mencionado de El Castellar, donde en total se han descubierto 800 huellas.

Diversidad de especies

De su estudio, el equipo de la Fundación ha podido determinar la gran variedad de dinosaurios y estegosarios que habitaban hace 145 millones de años en la Península Ibérica, por lo que ha promovido una candidatura, apoyada por España y Portugal, para que se incluyan en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. No serían las primeras huellas prehistóricas incluidas, porque ya lo están las de Laetoli (en Tanzania), que fueron hechas por un ‘Australopitecus afarensis’, un ancestro humano, pero si serían las primeras icnitas.

Las huellas tienen una gran importancia científica por los datos que aportan sobre la movilidad de la fauna del Mesozoico y sobre su comportamiento. Así, el hallazgo de rastros agrupados de los mismos individuos ha permitido averiguar que los estegosaurios eran gregarios; o que los ornitópodos (dinosaurios herbívoros) tenían marcha bípeda o cuadrúpeda. Incluso se han encontrado icnitas de un gigantesco terópodo carnívoro, de 10 metros de longitud.

vía elmundo.es.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: