paleoblog

Lascaux, 18.000 años de arte rupestre en peligro. ¿Crónica de una muerte anunciada?

In -Gestión cultural on junio 28, 2011 at 03:53

Lascaux 18.000 años de antigüedad, por lo que está protegida por puertas de acero, cámaras de seguridad y los mejores cuidados que el  siglo XXI puede ofrecer.

Ubicada en una colina, en Montignac, en la región de Dordoña en el suroeste de Francia, la vieja dama de Lascaux es un tesoro de la Edad de Hielo.

Sus paredes están cubiertas con imágenes de caballos, bisontes extintos y cabras montesas, pintada cuando el hombre todavía era un cazador-recolector y su supervivencia estaba en entredicho.

Sin embargo, la cueva está amenazada por invasores invisibles: los contaminantes microbianos como resultado de algunos errores cometidos el siglo pasado.

Descubierta por cuatro adolescentes en 1940, Lascaux atrajo la mirada de muchos después de la Segunda Guerra Mundial, hasta 2.000 visitantes al día.

La cueva fue cerrada finalmente al público, pero el daño estaba hecho. Los seres humanos habían traído en el calor, y la humedad a los microbios, alterando el ecosistema de la cueva.

Jean Clottes estuvo en 1960, cuando era joven, estaba conmovido por los trazos firmes en negro, rojo y ocre .  Más tarde se convirtió en un especialista en pintura rupestre – y se unió a la campaña para salvar aquel sitio precioso. Clottes explicó que Lascaux estaba afectada de tal forma que nadie podría haberlo predicho 60 o más años atrás.

«La cueva se alteró por completo», dijo Clottes, de 78 años. «En 1947 excavaron 600 metros cúbicos de sedimentos para hacer una entrada y una pista de hormigón para el público.»  «No se hizo ningún estudio previo, y cambió por completo el micro-clima de la cueva», suspiró Clottes. «Hemos alterado su equilibrio.»

La flora microscópica de la cueva habría tenido miles de años. Sin embargo, la introducción de nuevos organismos pueden haber trastornado la paz, lo que permite una especie  dominar a otras, dijo Clottes.

La cueva fue cerrada en 1963 después que el moho verde comenzara a aparecer. Esto fue seguido a finales de 1990 por la aparición de un hongo blanco, Fusarium solani.

El error ya se ha infiltrado en la cueva a través de un nuevo sistema de ventilación durante el trabajo o durante las fuertes lluvias. El brote se ha abordado agresivamente, incluyendo el uso de fungicidas y antibióticos en compresas aplicadas a las paredes.

En 2007, los puntos negros de un hongo diferente, del grupo Ochroconis, provocó en  la UNESCO el amenazar a Lascaux con quitar a la cueva de la lista  «patrimonio mundial en peligro». Los conservacionistas se centran hoy en un enfoque multi-disciplinario. La cueva está equipada con sensores pasivos para controlar la circulación del aire, temperatura y humedad, pero la intervención se mantiene al mínimo.

La actividad del  hongo parece estar en regresión, ya que se limita a unos pocos restos grisáceos sobre la roca desnuda y en áreas pequeñas de algunos lienzos.

La presencia humana se limita a un total de 800 horas al año, incluyendo el mantenimiento y la investigación académica.  A doscientos metros de la cueva se encuentra un centro para visitantes con una réplica de la cueva ,Lascaux II, que recibe unos 300.000 turistas al año.

Los visitantes de la cueva portan trajes estériles, un gorro de plástico, guantes de látex y dos pares de zapatos antideslizantes. Antes tenían que sumergir el calzado en un baño que elimina gérmenes, pero esto se consideró otra fuente de desestabilización.

La entrada es a través de dos esclusas de aire, uno de los cuales es una «cortina de aire» diseñada para impedir la entrada de humedad externa pero no afecta a las corrientes de aire naturales que circulan en la cueva a través de fisuras.

Los propios lienzos, vistos con la luz tenue de una lámpara LED en la frente, son impresionantes. Después de exactamente 45 minutos, la visita ha terminado. Nos acompañaron fuera y con las puertas selladas  los bisontes, caballos y cabras montesas vuelven una vez más a la oscuridad y el silencio.

vía La Red de Noticias de Arqueología.

El arte rupestre sufre un rápido proceso de destrucción

In -Gestión cultural on junio 22, 2011 at 12:13

En el Tercer Foro Juvenil Iberoamericano de Patrimonio, realizado hoy en el Museo de Altamira, la funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Nuria Sanz, alertó que el arte rupestre se encuentra en rápido proceso de destrucción por actividades como el turismo, la minería y la obra pública.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: