paleoblog

GeaCron: La Historia, en base de datos estructurada y en mapas interactivos.

In II-Nuevas tecnologías, III-Bancos de imágenes on julio 26, 2011 at 23:09

Aunque a simple pueda parecer sólo un mapa más, lo realmente llamativo de Geacron, el proyecto histórico desarrollado por Luis Múzquiz, es su intención de “coger la Historia y meterla en una base de datos estructurada”. En la actualidad, la única forma que hay para consultar cómo eran las fronteras mundiales hace 100, 200 o 2.000 años, o de ver la evolución territorial del Imperio Romano, es acudir a uno, varios o muchos documentos para averiguarlo. El objetivo de Múzquiz es que estas y otras consultas puedan resolverse en un par de búsquedas y de forma visual.

En su primera fase, la actual, Geacron consiste en un mapa histórico, mundial e interactivo desde el año 3.000 a.C hasta la actualidad. Cualquier usuario puede navegar por esta aplicación accesible en Internet, cambiar el año, crear una secuencia anual o ver la evolución de una civilización concreta. En el siguiente mapa, por ejemplo, es posible ver la evolución de un territorio, la península ibérica, en cuatro momentos clave de su historia: 1479, cuando todavía existían los reinos de Castilla y Aragón; 1480, tras su unificación; 1492, con la reconquista de Granada, y en la actualidad.

 

El creador de estos mapas explica que tuvo la idea “hace seis años”, cuando un familiar anunció que quería estudiar Historia. En aquel momento, Múzquiz recuperó las líneas de tiempo que, cuando cursaba la misma carrera, creó para tener una visión general del mundo en cada época. Pero en lugar de poner en la Red dichos documentos, decidió que la clave de su proyecto sería crear una gran base de datos de acontecimientos, fechas, fronteras y cualquier otra información histórica que pudiese recopilar. Sólo una vez conseguido esto se podría pensar en las diversas posibilidades de representación.

 

“Cuando empecé no había herramientas geográficas temporales, por lo que tuve que crear un programa propio para introducir los datos”, explica Múzquiz, que pudo hacerlo porque, aunque estudió Historia, se ha dedicado durante años a la informática. Tras esta fase llegó la actual: “Los mapas de fondo son de creación propia, ya que los necesitaba mudos y los existentes no lo facilitaban”, explica. “Sobre estos mapas elaborados con una herramientas GIS [Sistema de Información Geográfica] se reflejan las fronteras históricas de los países”.

 

Historia en disputa

 

Durante cinco años, Múzquiz se ha dedicado a este proyecto cuyo desarrollo más complicado no está en la tecnología, sino en la documentación y en la toma de decisiones. Un período que, en parte, ha sido complicado, ya que él mismo ha sido casi la única mano de obra: “Gran parte de la información está obtenida de Internet y de mis conocimientos, ya que ir a documentarme a la Biblioteca Nacional hubiese supuesto algo mejor… pero no mucho mejor”. Múzquiz reconoce, eso sí, que “lo ideal sería haber contado con expertos” aunque también explica que “hubiese sido imposible ponerlos de acuerdo”.

 

Es decir, la principal ventaja de este trabajo casi solitario es que ha hecho más sencillo el “decidir las fronteras época a época” además de haberle dado “coherencia al mapa”. En esta difícil toma de decisiones, Múzquiz ha procurado escoger las “interpretaciones más convincentes” dentro de “lo aceptado y lo que la gente espera ver”. Por ejemplo, en la era moderna, ante posibles disputas fronterizas, se ha basado en criterios establecidos por organismos internacionales. Así, al tenerlo todo bajo su control, el creador de Geacron ha podido terminar el mapa de forma coherente.

 

Por supuesto, entre las futuras mejoras que ya están en desarrollo para esta aplicación está la revisión a través de expertos o la posibilidad de generar diferentes versiones de este gran atlas enciclopédico para cada cliente. En breve habrá también foros de debate histórico y enlaces a información relacionada en la Enciclopedia Británica -que se sumarán a los que ya apuntan a la Wikipedia- sobre cada acontecimiento o época.

 

Gran parte de esta segunda versión está ya en una versión de prueba privada. En ella, al mapa se han añadido líneas de tiempo pero también información de grandes batallas -como las de Aníbal-, datos demográficos o geográficos cuantificados -de países y grandes ciudades- e incluso información sobre Historia del Arte. Es decir, es posible ver al mismo tiempo los cambios fronteriza del mundo en una época determinada junto a los acontecimientos artísticos más notables o la evolución de una guerra si la hubiese.

 

“Lo que marca la diferencia es que esta modelo de información estructurada puede tener un recorrido y un crecimiento casi ilimitado”, explica su creador, quien cuenta con sacar a la luz estas novedades a lo largo del año. En la Red quedará una versión básica gratuita donde habrá publicidad. La ampliada, con entre otras las novedades descritas, será accesible mediante un sistema de suscripción accesible donde, además de la presentación visual de la información, se podrán obtener los datos históricos en bruto. Múzquiz confía en que profesores, estudiantes o universidades puedan llamar a la puerta de Geacron. No cree que vaya a hacerlo Google. Pero quién sabe.

Geacron,

vía  elmundo.es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: