paleoblog

Asturias. Los dinosaurios de Tereñes enseñan los dientes.

In c. Paleontología y geología on noviembre 23, 2011 at 18:22

Los dientes descritos, arriba. Abajo, la réplica de un terópodo.

Era cuestión de tiempo. Si el yacimiento jurásico de Tereñes, en el concejo de Ribadesella, ya había proporcionado restos indirectos de dinosaurios terópodos, es decir huellas de estos animales carnívoros que caminaban a dos patas, más tarde o más temprano tenían que aparecer sus fósiles.

Los primeros restos directos localizados por los científicos del Museo Jurásico de Asturias (MUJA) han sido tres dientes de terópodo encontrados entre septiembre de 2007 y mayo de 2009. “No hay duda de que son los dientes de un carnívoro, son aplanados y están denticulados a modo de sierra”, explicó el geólogo José Ignacio Ruiz-Omeñaca, uno de los firmantes, junto a Laura Piñuela y José Carlos García-Ramos, de la primera descripción de dientes terópodos en la Formación Tereñes, donde sí se habían localizado dos vértebras de dinosaurios herbívoros.

¿A qué individuos pertenecían esas piezas dentales? Los científicos del MUJA consideran que dos de ellos, con un tamaño inferior a los 2 centímetros, podrían ser atribuibles a un allosaurus . En cuanto al tercer diente, el más grande de los tres, mide unos 3,50 centímetros y lo atribuyen a un dinosaurio terópodo indeterminado.

En cuanto a su ubicación en el yacimiento riosellano de los acantilados de Tereñes, José Ignacio Ruiz-Omeñaca explica que los tres dientes proceden de capas distintas. Dos de ellos fueron encontrados en sendos niveles de caliza margosa, mientras que el tercero fue localizado en un nivel de conglomerado polimíctico.

Respecto a la descripción de estas tres piezas dentales del jurásico, el denominado MUJA-0813, atribuido a un terópodo indeterminado, es un diente lateral completo y que presenta parte de la raíz en la base. Ello permite especular que podría tratarse de un diente funcional “procedente de la desarticulación de un esqueleto craneal”. El equipo del MUJA describe los dentículos de esta pieza como “rectangulares, con forma de cincel”.

El segundo de los dientes, la pieza conocida como MUJA-0757 es un fragmento que conserva parte de la raíz en su base, “por lo que sería un diente funcional”. Sus dentículos también tienen forma de cincel. El tercero, el MUJA- 3680, a diferencia de los otros dos, no conserva restos de la raíz. A pesar de lo deteriorados que se encuentran sus dentículos son similares a los de los otros dientes y “aparentemente tienen forma de cincel y son perpendiculares a las carenas”.

A la hora de destacar el valor de un hallazgo que expondrán en la próxima sesión científica de la Sociedad Geológica de España, los científicos del MUJA explican en su artículo que estos dientes constituyen la “primera evidencia confirmada de restos directos de terópodo en la Formación Tereñes”. Ruiz-Omeñaca explica que sí habían aparecido este tipo de piezas dentales tanto en la Formación Lastres como en la Formación Vega, ubicadas respectivamente desde el punto de vista estratigráfico, “por encima y por debajo” de la Formación Tereñes, donde hasta ahora lo que habían abundado eran las icnitas o huellas de dinosaurio tanto de terópodos como de saurópodos, estegosaurios u ornitópodos. Respecto a la posibilidad de que puedan aparecer más dientes de dinosaurio, Ruiz-Omeñaca tiene claro que así será “mientras haya acantilados”.

vía La Voz de Asturias.

  1. […] reproducida en varias webs: lainformacion.com, entitulares.com, panageos, periodico.com, globedia, paleorama. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: