paleoblog

Del 31 de diciembre al 1 de enero. Historia de los calendarios Juliano, Chino, Musulmán…

In 7-Roma, 8-Otros períodos on diciembre 31, 2011 at 22:08

La celebración de la llegada del año nuevo es una herencia del Imperio Romano y del calendario solar de Julio César.

El 31 de Diciembre a la media noche, cuando entre pitos y maracas celebramos la llegada del nuevo año, tengamos en cuenta que esto es herencia del Imperio Romano, de acuerdo al calendario solar de Julio Cesar, o Calendario Juliano, y continuada por el cristianismo al instaurarla el emperador Constantino como religión del Imperio.

En China, el Emperador Huang Ti  en el año 2600 A.C. inventó el  calendario con el ciclo del Zodiáco y, de acuerdo a la leyenda, Buda invitó a los animales para su despedida; se presentaron 12, elaborándolo con ciclo de 60 años.

Este año chino, el 4710, inicia el 3 de febrero de 2012 y le corresponde al Dragón, pero siento defraudar a los que envían cuadros apocalípticos de China que se lean totalmente la leyenda y verán que el Dragón chino tiene cuatro dedos, el japonés cinco dedos y el coreano tres dedos, esto significa que si el Dragón se aleja de China pierde poder, o se queda sin dedos o no puede caminar porque le crecen demasiados dedos dependiendo la dirección que se aleje, este u oeste. Los signos zodiacales sirven para engañar incautos.

Los musulmanes celebraron el año nuevo mientras los católicos estaban celebrando la fiesta de la Virgen prendiendo velas el 7 de Diciembre y le correspondió al año 1.433. El primer día es el Muharran y, en ese mes, celebran la fiesta de Ashura que es la creación del mundo por Alá.

Ellos iniciaron la cuenta de los años el 16 de Julio del 622 de nuestra era, y lo denominaron la Hégira, que significa «La Huida», cuando se trasladó el profeta Mahoma a la Meca para refugiarse en Medina y de ahí huir de sus enemigos. Ellos tienen el calendario Lunar.

Los judíos, lo denominan Rosh Hashaná, que significa el año nuevo. Ellos conmemoran la creación del mundo y, de acuerdo a su calendario, están celebrando el año 5.772, aunque de acuerdo a otras cuentas el 5.775 y comenzó el 8 de Septiembre del 2.011. La diferencia es por ser año lunar.

Los judíos inician el año en la fecha real del equinoccio de primavera y  no es de jolgorio sino de penitencia y meditación. Los primeros días y los nueve siguientes los  llaman Yamin Morain que significa días de arrepentimiento.

Las primeras luces del 2.012 llegaran a la tierra por la Oceanía, específicamente por Nueva Zelanda. Las agencias turísticas se han inventado el cuento, para vender sus destinos turísticos a esas áreas, que sus clientes vayan a esos sitios a embotellar agua para que quede energizada con los primeros rayos solares que lleguen a la tierra.

Pero siento defraudarlos: el sol puede servir de bactericida. Sin embargo, es preferible hervir el agua o purificarla para su uso humano y, por el aspecto exotérico que le pretenden involucrar, es falso.

Es algo únicamente comercial para vender tiquetes aéreos, marítimos, hoteles etc., porque da igual, pues el sol va a iluminar para todos. De todas maneras, es más saludable tomar agua pura en la mañana que seguir libando licor amanecidos. Feliz Año Nuevo.

 

Nota del autor. La diferencia entre el calendario solar y lunar es que el uno se basa en los ciclos de la luna y lo utilizan los pueblos agricultores, porque la fase de la luna incide en las cosechas y mareas. El solar es más que todo religioso. Los romanos lo copiaron de los egipcios que le seguían la trayectoria al Dios Sol Ra o Amón, que en Roma es Apolo.

El Solsticio de Invierno o Sol Invictus se presentó el 22 y no el 25 de Diciembre, pero modernamente la fiesta se comercializó y, por aspectos de logística, hay que tener fechas fijas.

Los dos varían. El solar se acomoda con año bisiesto.

Los compañeros de estudio de astronomía, que aplican sus conocimientos a la astrología, se basan en el lunar, porque consideran que la luna, al incidir en las aguas (mareas en la tierra), incide en el cuerpo humano que es líquido en un 70%. Considero que da más dinero la superstición que la ciencia.

Se hace esta explicación porque en las reuniones no hemos tenido consenso y, bromeando, los tildábamos de brujos y ellos a nosotros de fanáticos religiosos.

vía  ELTIEMPO.COM.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: