paleoblog

Universidad de Kioto. Los chimpancés comprenden las necesidades de sus congéneres.

In Etología on febrero 7, 2012 at 14:46

Los expertos definen la ‘teoría de la mente’ como la capacidad de comprender y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones, sus emociones y sus creencias.

Científicos japoneses han comprobado que la ‘teoría de la mente’ también es aplicable a chimpancés, no solo a humanos. Estos primates pueden entender el objetivo que pretende otro miembro de su misma especie y así ayudarle adecuadamente. Lo que no son capaces de hacer es tomar la iniciativa a la hora de ayudar.

 

Los expertos definen la ‘teoría de la mente’ como la capacidad de comprender y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones, sus emociones y sus creencias. Hasta ahora era una habilidad que se había atribuido principalmente los seres humanos por ser capaces de entender los objetivos de terceros y prestar ayuda de forma desinteresada.

 

Algunos animales consiguen ayudar de manera altruista pero solo los humanos lo hacen voluntariamente. Ahora, primatólogos de la Universidad de Kioto (Japón) han tratado de probar la ‘teoría de la mente’ en chimpancés y han demostrado que estos simios entienden la ayuda que alguien de su misma especie está pidiendo.

 

El estudio, publicado en el último ejemplar de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), concluye que los chimpancés pueden entender los objetivos que tratan de conseguir otros ejemplares de su misma especie. De este modo les ayudan siempre y cuando puedan ver la situación a la que se enfrentan sus congéneres. Además, los expertos han observado que solo en contadas ocasiones ofrecen su ayudan si no se les pide directamente.

 

Experimento por parejas

 

Los expertos realizaron pruebas con cinco chimpancés, por parejas. En cada experimento, uno de los primates debía seleccionar la herramienta adecuada, entre siete posibles objetos, y dárselo a su compañero, que se encontraba en una zona contigua ante distintas situaciones.

 

Durante las pruebas, los expertos observaron que los chimpancés seleccionaban y pasaban la herramienta adecuada con más acierto cuando podían ver lo que su compañero estaba intentando llevar a cabo.

 

Cuando el contacto visual desaparecía y se les impedía verse entre sí, los simios seguían respondiendo a su compañero y tratando de ayudarle pero sin acertar a la hora de facilitarle el objeto adecuado para la tarea.

 

Estos resultados sugieren que la limitación en los chimpancés a la hora de ayudar voluntariamente no se debe a que no comprenden el objetivo de los demás, en este caso de su compañero de experimento.

vía  Chimpancés 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: