paleoblog

Una vez robado un museo o expoliado un yacimiento… ¿Cuál es el procedimiento de los expoliadores?

In B-Denuncias on febrero 15, 2012 at 10:39

27-1(358).jpg

Proceda de yacimiento arqueológico, de un museo o de una iglesia, una vez cometido el robo, el recorrido del botín es el mismo.

El expolio en el museo del monasterio de San Pedro de Cardeña es el último ejemplo de uno de los problemas endémicos del patrimonio.

Los dos robos cometidos durante las pasadas navidades en yacimientos romanos de la provincia de Burgos, el hurto de la corona de la Virgen de la Fuencisla, la patrona de Segovia, aunque en este caso con final feliz, y el expolio en al que el museo burgalés de San Pedro de Cardeña fue sometido el domingo, y en el que se robaron 115 piezas de oro, plata y bronce de la colección de Escolar-Puente, vuelven a poner de manifiesto uno de los problemas endémicos que sufre el extenso y singular patrimonio cultural de la región.

La propia Guardia Civil estima que uno de cada tres robos de obras de arte que se contabiliza en España se registra en Castilla y León, donde en los últimos seis años se han denunciado la desaparición de unas 2.000 piezas, la mayor parte robadas en edificios religiosos. Sólo el pasado año seis de cada diez expolios contra el patrimonio tuvo lugar en iglesias, conventos o ermitas.

Proceda de yacimiento arqueológico, de un museo o de una iglesia, una vez cometido el robo, el recorrido del botín es el mismo, dado que los hurtos por encargo, según se indica desde la Guardia Civil, representan un porcentaje mínimo. El paso siguiente de los ladrones es introducir la pieza en los circuitos de compraventa de obras de arte y antigüedades, proceso que comienza varios meses después del robo. El encargado de colocar la pieza en el mercado no es el autor del robo, sino el intermediario o perista, el cual tiene los contactos necesarios con anticuarios, coleccionistas o particulares, siempre en puntos alejados del lugar de sustracción. Estos intermediarios, según se indica desde la Unidad Central Operativa de la Policía Judicial de la Guardia Civil, tienen conocimientos artísticos fruto de una amplia experiencia, aunque sin ninguna base académica y generalmente no son profesionales establecidos con comercio legal.

En algunos casos, las obras de arte robadas son trasladadas al extranjero donde es mucho más difícil su localización, siendo en países europeos con mercados de obras de arte y antigüedades más desarrollados en los que con frecuencia se detectan piezas robadas. El éxito de las investigaciones policiales depende del recorrido de las piezas por el circuito clandestino y, en muchos casos, la recuperación de la pieza se produce años después de su robo.

En cuanto a templos que han sufrido expolios continuados y algunas de sus piezas se han logrado recuperar años después, la Guardia Civil destaca la capilla del Hospital Simón Ruiz, en Medina del Campo, cuyas dependencias se encuentran inhabilitadas desde hace varias décadas.

Pero aunque el enorme y disperso patrimonio artístico de la Iglesia en Castilla y León es el principal objetivo de un mercado ilegal que en España puede llegar a mover al año unos 5.000 millones, los yacimientos arqueológicos, unos 23.000 catalogados en toda la región, tampoco se libran de la acción de los delincuentes.

Hasta no hace mucho tiempo los grandes enemigos de los yacimientos arqueológicos eran los furtivos, personas apasionadas de la historia y empedernidos coleccionistas. Pero aunque preocupantes son los furtivos, en los últimos años los yacimientos se han convertido en objetivos de otro tipo de ladrones mucho más dañinos para el patrimonio y que actúan como auténticas mafias. Carlos Sanz Mínguez, profesor titular de Arqueología de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid, y responsable de las excavaciones del yacimiento vallisoletano de Pintia, asegura que «aunque hasta ahora Andalucía ha sido la región más afectada por estos expolios, Castilla y León también se está convirtiendo en objetivo de estas mafias. En el propio yacimiento de Pintia, agentes del Seprona y guardas forestales de la Junta ya nos han advertido de la presencia, cada más frecuente, de personas sospechosas».

Además de una colaboración más estrecha con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, Sanz Mínguez pide que se potencien los yacimientos arqueológicos como motores de desarrollo económico y social de las comarcas que los albergan. «Al igual que ha ocurrido con la conciencia ecológica, algo que hace unos años no existía en España y ahora tiene una gran importancia en todos los aspectos, lo mismo debe ocurrir con el patrimonio histórico y cultural», señaló.

vía El Adelantado.

Información actualizada en: http://www.facebook.com/pages/Arqueologia-Paleorama-EnRed/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: