paleoblog

México. INAH verá a través de la pirámides en 3D sin excavar.

In b. Arqueología, II-Nuevas tecnologías on abril 13, 2012 at 12:18

Foto: http://blogs.sapiens.cat

La tomografía eléctrica de resistividad, un nuevo tipo de exploración que permite conocer el interior de las pirámides sin tener que excavar, se lleva a cabo en la zona arqueológica de Pañhú, en Tecozautla, Hidalgo.

El método usado por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en colaboración con geofísicos de la UNAM, permite estudiar a fondo las estructuras, sin riesgo de deterioro.

La implementación de este método de prospección geofísica para el estudio minucioso de edificaciones antiguas —en este caso, dos que tienen más de mil 300 y mil 500 años—, podría formar parte de una nueva rama que preliminarmente los especialistas han denominado como “arqueogeofísica”, un área en ciernes en nuestro país, comentó el investigador Andrés Tejero Andrade, integrante del equipo de expertos universitarios.

“Las técnicas geofísicas aplicadas al ámbito arqueológico han tenido un importante empuje en los últimos años, por ejemplo, para la exploración de pirámides egipcias se ha utilizado frecuentemente el radar de penetración terrestre, así como la tomografía eléctrica, pero distinta a la usada por nosotros en el Instituto de Geofísica (IGf)”, explicó Trejo.

Sin embargo, en México estos procedimientos, y en particular la tomografía eléctrica de resistividad en 3D, no ha sido explotada en todo su potencial por la arqueología, pese a comprobar su eficacia en otros proyectos.

El equipo de geofísicos colocó cerca de 50 dispositivos galvánicos alrededor de la pirámide principal de la zona a una profundidad de 40 centímetros. Los electrodos, que al recibir una corriente eléctrica, permiten obtener información sobre la profundidad y el ángulo lateral, definieron el parámetro anómalo de resistividad (resistencia eléctrica específica de un material) aparente del terreno.

Al respecto, Gerardo Cifuentes, secretario técnico del IGf, explicó que la determinación de las resistividades verdaderas en el subsuelo se realiza mediante programas computacionales, que muestran en color la distribución de los niveles en el subsuelo, lo que permite la localización de estructuras de interés.

En el caso de la pirámide principal de Pañhú, se identificó un material de relleno en su esquina norte que, por su peso, provoca un deslizamiento hacia esa zona. Por el momento, los arqueólogos apuntalaron ese espacio, pero falta definir las medidas para corregir dicha falla y así garantizar la seguridad del futuro visitante.

En opinión de los geofísicos, la colaboración con el Proyecto Especial Pañhú ha resultado positiva, porque este método, la tomografía eléctrica de resistividad, permite conocer el subsuelo sin dañar el edificio prehispánico, “lo cual es único en el mundo, debido a que el proceso en 3D se ha establecido de manera tradicional, es decir, colocando líneas para campo abierto, equidistantes unas de otras.

Uno de los resultados de esta iniciativa, tras la toma de medidas y el procesamiento de datos, a partir del cual se creó un modelo conceptual del área, fue la realización de una cartografía de la zona arqueológica en que se reflejan las áreas anómalas relacionadas con las edificaciones estudiadas. El apoyo al proyecto del INAH, continuará a mediados de este mes, con el análisis de la plaza central y la estructura al sur del sitio.

vía INAH 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: