paleoblog

Evolución. Un gusano que tras ser decapitado regenera su cabeza, cerebro y recuerdos.

In Etología, Evolución on julio 12, 2013 at 19:53

El gusano planaria en proceso de regenerar su cabeza

 

Un equipo de científicos de la Universidad de Tufts (Estados Unidos) han descubierto que el gusano conocido como planaria -estudiado por sus propiedades regenerativas- no solo es capaz de regenerar su cabeza y su cerebro cuando es decapitado, sino que también recupera algunos de sus recuerdos.

Para llevar a cabo esta investigación, publicada en ‘Journal of Experimental Biology’, los científicos seccionaron la cabeza y cuello del gusano, tras lo cual comenzó a desarrollarse de nuevo. Sin embargo, los expertos se dieron cuenta de que le gusano también había recuperado sus habilidades aprendidas y decidieron evaluar su memoria.

No le gustan las luces brillantes

A estos pequeños gusanos no les gusta los espacios abiertos ni las luces brillantes, pero han sido entrenados para ignorar estos aspectos y encontrar su comida. Los científicos midieron el tiempo en que estos animales llegaban hasta los alimentos.

Así, descubrieron que, incluso después de la decapitación, los gusanos que habían pasado por la formación eran capaces de superar sus miedos y empezar a comer mucho más rápido que los gusanos que no habían sido entrenados, lo que demostraba que los recuerdos también se habían regenerado.

Los científicos han explicado que los recuerdos no volvieron inmediatamente, pero solo hizo falta una lección para que el gusano volviera a hacer aquello para lo que había sido entrenado.

Los expertos han indicado que “aún no están claras” las razones por las que sucede esto, aunque han sugerido que algunos de sus recuerdos podrían ser almacenados en otro lugar de su cuerpo. También se baraja la posibilidad de que el cerebro original de los gusanos haya modificado su sistema nervioso y, a su vez, que el sistema nervioso pueda haber alterado cómo el segundo cerebro se forma durante la regeneración.

Una manera de estimular la memoria del segundo cerebro es dando de comer a estos gusanos, trozos de congéneres que ya tuvieran una memoria aprendida. De este modo, la memoria del gusano ingerido se distribuye a lo largo de todo el cuerpo de la planaria viva a modo de sustancia química, suponiendo un aliciente para el desarrollo del gusano.

Otras curiosidades que te dejarán sin habla

El gusano planaria no es el único animal que puede sobrevivir un tiempo sin cabeza.

Dentro de los vertebrados también cabe mencionar el caso del famoso pollo que llegó a los medios en 2002 y que sobrevivió sin cabeza durante 18 meses gracias a los cuidados de sus granjeros. El motivo de este fenómeno sobrenatural alberga en que el corte en el cuello no alcanzó su masa encefálica permitiendo que el cerebro siguiera funcionando.

La cucaracha es otro animal que logra sobrevivir sin cabeza, al poseer un sistema circulatorio de sangre abierto. Puede llegar a aguantar semanas en esta condición, y finalmente fallece cuando se le agotan las reservas de comida. Esto abre la posibilidad, sumado al caso del pollo “sin cabeza” que un animal que mantenga el riego sanguíneo pueda vivir sin cabeza siempre y cuando sea alimentado.

El lagarto es un vertebrado que también guarda capacidad de regeneración, aunque en menor medida al estar limitado por las vértebras. Así, estos reptiles pueden perder la cola para conseguir escapar de un peligro y la misma volverá a crecer tiempo después.

En el reino de los invertebrados, debido a su mecanismo más simple y carente de columna vertebral existe una capacidad de regeneración de su cuerpo muy alta. Entre ellos cabe destacar la hydra, similar a una medusa de tamaño milimétrico que habita en agua dulce, del género de los hidrozoos hidroides. Este animal posee un asombroso poder de regeneración. Al contar con una estructura nerviosa muy simple, este animal puede descomponerse en celdas individuales con ramales de nervios, y al cabo de un tiempo las células pueden reagruparse por sí mismas volviendo a formar una hydra. De esta curiosidad científica parte la leyenda griega del famoso monstruo de la Hydra de tres cabezas.

La estrella de mar también es capaz de regenerar sus brazos e incluso el cuerpo completo. Sólo necesitan conservar un trozo del cuerpo central para volver a crecer plenamente. Sus parientes cercanos, los pepinos de mar, llegan a expulsar parte de sus órganos por una pared del cuerpo o incluso por el ano si se ven en peligro. Órganos que se recuperan poco después.

Los pulpos también son capaces de regenerar sus tentáculos, ya que los pierden en un combate o incluso al utilizarlos para autoalimentarse.

Los anifibios tampoco se escapan a esta increíble capacidad que alimenta la supervivencia del animal. Entre ellos, cabe destacar la curiosidad del ajolote, una salamandra que llega  a regenerar colas, patas, ojos, mandíbulas, riñones e incluso trozos de corazón.

vía Hallan un gusano que tras ser decapitado regenera su cabeza… ¡y sus recuerdos!.

Anuncios
  1. Tiene algo de ciencia ficción esta noticia, hay cosas increíbles en la naturaleza. Pero estas regeneraciones solo parecen posibles en invertebrados.

  2. Este gusano me recuerda a Expediente X. De echo si no era de este, hablavan mucho en la serie de otro parecido.

    Un saludo, y muchas gracias por la noticia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: