paleoblog

Los cerebros del hombre y la mujer se diferencian en factores asociados al tamaño y no al sexo.

In d. Evolución humana on febrero 7, 2012 at 00:34

Estudio sobre el cerebro.. ARCHIVO

La geometría del puente que comunica los hemisferios varía entre hombres y mujeres por la diferencia de tamaño cerebral, según un estudio realizado por el doctor Emiliano Bruner, del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, que publica la revista especializada «Journal of Anatomy».

Emiliano Bruner ha llegado a esta conclusión en un trabajo, sobre las diferencias de género en la forma del cuerpo calloso humano asociadas a variaciones alométricas.

El doctor Emiliano Bruner, responsable del Grupo de Paleoneurobiología de Homínidos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) con sede en Burgos, analiza en su artículo la variación de forma del cuerpo calloso entre hombres y mujeres, utilizando técnicas de elaboración de imagen, modelos geométricos y estadística multivariante.

En su estudio, según un comunicado de prensa, llega a la conclusión de que la variación se debe a diferencias en el tamaño cerebral y no a factores asociados específicamente con el género.

El conjunto de fibras neurales que pone en comunicación los hemisferios cerebrales, que es el cuerpo calloso, es muy variable de individuo a individuo, sobre todo porque su forma es el resultado de muchas influencias diferentes por parte de las otras componentes del cerebro.

El investigador del CENIEH señala que los estudios anteriores apreciaban diferencias, aunque sutiles, en forma y tamaño del cuerpo calloso entre hombres y mujeres.

Las diferencias sexuales ya descritas en el pasado se confirman en este estudio, ahora utilizando análisis geométricos, aunque se concluye que se deben a diferencias de tamaño, no a factores específicos de género.

De hecho, la investigación de Bruner concluye que el cerebro masculino tiene en promedio un tamaño mayor que el femenino, y esta diferencia conlleva también, como consecuencia, una variación en la forma geométrica de esta estructura.

Bruner ha explicado a Efe que aún no se sabe si esa variación se debe «a factores internos del cuerpo calloso, o a otras estructuras cercanas que influyen indirectamente en su geometría».

En este trabajo de investigación también han colaborado José Manuel de la Cuétara, del Grupo de Paleoneurobiología de Homínidos del CENIEH; Roberto Colom, de la Universidad Autónoma de Madrid-Fundación CIEN/Fundación Reina Sofía; y Manuel Martín-Loeches, del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos.

vía Diariodenavarra.es.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: